Share
Francia inaugura carretera solar capaz de abastecer de energía a un pueblo

Francia inaugura carretera solar capaz de abastecer de energía a un pueblo

El primer tramo de carretera solar se inauguró en Francia en una vía local en Normandía (noroeste), que cuenta con 1 kilómetro de extensión y cuyo pavimento está compuesto por paneles solares especialmente sólidos.

Se trata del proyecto de una carretera de 1,000 kilómetros, que cubierta con placas fotovoltaicas, será capaz de producir la energía necesaria para iluminar los espacios públicos de una ciudad de 5,000 habitantes.

Esta tecnología es el resultado de más de cinco años de investigaciones

Esta es la magnífica nueva apuesta de energía autosustentable del gobierno francés.

¿Cómo se inició?

El anuncio se hizo hace un año, cuando la ministra de Ecología y Energía de Francia, Ségolène Royal, comunicó que se estaba planeando pavimentar 1.000 kilómetros de carreteras a través de todo el país con paneles solares, en un plazo de cinco años.

Ahora este proyecto cuenta con su primer kilómetro ‘pavimentado’ con placas fotovoltaicas, que se estrenó en Normandía y está cubierto por 2.8000 metros cuadrados de paneles solares, que generan la energía necesaria para el funcionamiento del sistema de iluminación pública del pueblo de Tourouvre-au-Perche, de 3.400 habitantes.

De esta manera, el gobierno busca promover la energía sustentable y aprovechar esta tecnología para suministrar energía a las viviendas o a los sistemas de infraestructura pública, sobre todo en aquellos sectores donde es más compleja su distribución.

Las baldosas en las que van incorporados los paneles solares se colocan sobre el asfalto de las carreteras ya construidas, por lo que no es necesario rehacer las infraestructuras y están especialmente concebidos para soportar el peso de cualquier vehículo, incluido el de camiones, y garantizar la adherencia de los neumáticos.

Esta tecnología es el resultado de más de cinco años de investigaciones de la empresa Colas, filial de Bouygues, en colaboración con el Instituto Nacional de la Energía Solar (INES).

‘Se trata de un prototipo que todavía debe responder a varias preguntas: su coste con el tiempo, su producción y su tiempo de vida dada sus condiciones de uso’, valora así Jean-Louis Bal, presidente del Sindicato de Energías Renovables de Francia. Por el momento, con esta tecnología, producir un vatio cuesta 17 euros mientras que las centrales fotovoltaicas sobre el suelo logran disminuir el costo a cerca de un euro por vatio. ‘Todavía es pronto, estamos a la espera de ver cómo evoluciona’, ha dicho Bal.

Francia tiene un millón de carreteras y asfaltando un cuarto de las mismas, el país alcanzaría su independencia energética.

Esta tecnología permite que la electricidad producida pueda conectarse directamente a puntos de consumo local.
Se trata del proyecto de una carretera de 1,000 kilómetros.

[Datos: Reuters, Emol | Imagen de portada: Reuters]

 

TU OPINIÓN ES IMPORTANTE:

¡PARTICIPA AQUÍ!

Leave a Comment