Share
Veneno de abeja para tratamiento contra el sida y ciertos tipos de tumores

Veneno de abeja para tratamiento contra el sida y ciertos tipos de tumores

La ‘Apis mellifera’, es una abeja que segrega una potente toxina con el potencial de destruir no solo el virus VIH, sino también ciertos tipos de tumores.

Desde inicios del planeta el veneno formo parte de la vida animal diversificándose. Los habitantes de la Tierra aprendieron que la diferencia entre comer o ser comido radicaba, en muchos casos, en contar con uno de estos químicos. Y como si se tratase de una carrera armamentista biológica las especies que secretaban toxinas sacaron ventaja sobre las demás, la evolución favoreció el desarrollo de sustancias cada vez más sofisticadas.

Avispas, escorpiones, caracoles marinos, serpientes, peces, medusas y hasta pulpos las han incorporado como táctica de guerra. En el planeta hay unas 100.000 especies que producen millones de toxinas distintas. Tal cantidad forma parte de una gran librería molecular inmensa de la que la biomedicina tiene mucho que aprender.

Y si te preguntas el por qué generan interés médico si son mortales. La respuesta es simple y sencilla, estas en esencia resultan dañinas en ciertas cantidades pero terapéuticas en otras.

En esta ocasión tenemos un importante ejemplo de ello, la abeja Apis mellifera. Según un interesante artículo publicado por Muy Interesante, este insecto secreta una toxina llamada melitina que puede destruir el virus de la inmunodeficiencia humana (VIH) sin dañar las células del organismo. Para comprobarlo, científicos de la Universidad de Washington, en EE. UU., bombardearon con nanopartículas de esta sustancia al virus. El ataque consiguió agujerear la envoltura protectora que lo rodea hasta destruirlo.

Joshua L. Hood, coautor del hallazgo, destaca que “A diferencia de los fármacos clásicos, que impiden que el VIH se reproduzca pero no lo matan, nuestro tratamiento ataca a una parte esencial de su estructura y acaba con él”. Además, lo hace sin efectos secundarios, ya que para evitar dañar a las células sanas, mucho más grandes, Hood añadió unas estructuras protectoras en la superficie de las nanopartículas que hacen que el medicamento rebote cuando contacta con los tejidos normales.

TRATAMIENTO PARA EL CÁNCER

El poder de la melitina ha sido empleado también para destruir tumores. Por ahora, ha permitido reducir un 88 % el tamaño de un melanoma. “Las células cancerosas se adaptan y se hacen resistentes a muchos agentes antitumorales, pero es difícil que encuentren un mecanismo para esquivar a esta mortífera sustancia”, dice Paul Schlesinger, el biólogo de la citada universidad artífice de estos logros.

OTROS TRATAMIENTOS

Asimismo, otras investigaciones se concentran en la apamina, una molécula del veneno de la abeja que por sus efectos neuronales podría usarse contra la depresión y la demencia.

Otras toxinas naturales para tratar enfermedades en el reportaje.

[Datos: muyinteresante.es | Imagen de portada: canariasnoticias.es]

TU OPINIÓN ES IMPORTANTE:

¡PARTICIPA AQUÍ!