Share
PPK y Zavala blindan a constructoras, socias de Odebrecht, y dan luz verde para participar en la reconstrucción de Perú

PPK y Zavala blindan a constructoras, socias de Odebrecht, y dan luz verde para participar en la reconstrucción de Perú

Escribe:  Suriel Chacon.

Hace un par de semana, el propio Jorge Barata, exsuperintendente de Odebrecht, aseguró que la cuestionada empresa Graña y Montero, que fue su socia en megaobras en Perú, sabía absolutamente todo sobre sus ilegales y corruptos métodos (sobornos) para ganar licitaciones públicas en el gobierno central, en gobiernos regionales, incluso en gestiones ediles a lo largo y ancho del Perú por casi 13 años. Pero al parecer para este Poder Judicial (Hamilton Castro y Pablo Wilfredo Sánchez Velarde) todas estas evidencias irrefutables y contundentes delaciones de parte de altos funcionarios de la referida empresa brasileña no tienen ningún peso. Al contrario, todo indicaría que el gobierno central y el Poder Judicial estarían tratando con guantes de seda a GyM de Pepe Graña, y así lo confirma el propio primer ministro de la nación, Fernando Zavala, quien de manera insólita afirmó que las cuestionadas constructoras socias (uña y mugre) de la corrupta firma Odebrecht “están 100 % listas y habilitadas para participar en licitaciones públicas, con el objeto de reconstruir el Perú”. En otras palabras: Graña y Montero, JJC Contratistas Generales S.A., ICCGSA y la Compañía San Martín ya han empezado a frotarse las manos; cuando en realidad deberían de estar inhabilitadas y con todas sus oficinas allanadas y con todas sus cuentas congeladas hasta que esclarezcan su situación legal. Caramba. Esto es Perusalén.

El primer ministro, Zavala, se lavó las manos como Poncio Pilatos y precisó que el gobierno de PPK ni su gestión son jueces, dando la carta abierta y la luz verde para que estas firmas operen nuevamente a sus anchas en suelo patrio. Por el simple hecho de que no poseen ninguna sentencia en su contra. O en su defecto, “no hayan admitido su culpabilidad en los casos de corrupción Castillo de Arena o Lava Jato. Francamente indignante e insólito.

Asimismo, nuestro premier remarcó que Odebrecht no participará en el proceso de la reconstrucción de la república, ya que aceptó su culpabilidad, incluso ofreció disculpas publicas al Perú. Es decir: ¿Si Odbrecht no habría aceptado su sistema corrupto, ahora mismo, estaría participando en licitaciones públicas para este proceso de reconstrucción del país, luego de haber sido flagelado por los embates del fenómeno meteorológico ‘el niño costero’?

Es decir, el Ejecutivo no tiene ningún tipo de peso ni injerencia contra la corrupción en el país. En otras palabras, PPK y Zavala se zurran en la Procuraduría Ad Hoc; órgano del Estado que denunció penalmente por el hipotético delito de colusión a las constructoras mencionadas líneas arriba, y la denuncia habría ido más allá, ya que también se incluye en el expediente a los accionistas mayoritarios y a sus representantes.

Fernando Zavala: “el Ejecutivo no es juez para decidir si una compañía cometió un delito, así que esperarán las decisiones del Ministerio Público y del Poder Judicial” publica Peru21.pe.

CONCLUSIÓN:

Este gobierno está pintado, y sin lugar a dudas, está blindando a las empresas de capitales peruanos exsocios de la corrupta empresa Odebrecht. «Dime con quién andas y te diré quién eres» Y esa frasecita de Zavala: “nosotros no somos jueces” es una lavada de mano al estilo Poncio Pilatos, como ya lo dije. ¡Qué tal cuajo!

[Con algunos datos: Peru21.pe │Imagen de portada: Andina]

TU OPINIÓN ES IMPORTANTE:

¡PARTICIPA AQUÍ!

Leave a Comment