Share
Verónika Mendoza: “Venezuela es una democracia débil” y “Leopoldo López es un golpista”

Verónika Mendoza: “Venezuela es una democracia débil” y “Leopoldo López es un golpista”

Este articulista puede farolear de conocer a profundidad —desde hace varios años— la vida política de Verónika Fanny Mendoza Frisch, más conocida como “la vero”. Mendoza Frisch es psicóloga y antropóloga de “profesión”. Sin embargo, no ejerce ninguna de sus carreras, y al parecer habría encontrado una excelente permuta y beneficio en la política que colinda con la izquierda neocomunista del Perú, y que además posee una inflamada y encendida simpatía por la actual dictadura de Nicolás Maduro. Por otro lado: este mismo régimen que resultó absolutista, dictatorial, fascista, tiránico, y que durante 17 años se maquilló de socialista, le da un seco leñazo, un certero guantazo a Mendoza que la envía sin opción a levantarse al despeñadero; pues todos los que aún poseían algún tipo de perspectiva e ilusión en la susodicha ni se imaginaban de lo que ella en el fondo apoyaba fervientemente. Pues ahora ya lo saben: “Venezuela posee una democracia débil” enfatizó “la vero” en una entrevista ofrecida a RBC en el periodo de las elecciones generales de Perú de 2016 y, además remarcó sin remordimiento alguno que: “Leopoldo López es un golpista”. ¿Tendrá que comerse todas sus frases y ofrecer disculpas a los peruanos?

AQUÍ LA BREVE HISTORIA DE LO OCURRIDO, AYER, 30 DE MARZO DE 2017, EN VENEZUELA:

Ayer, 30 de marzo de 2017, en horas de la mañana, el gobierno autoritario de Nicolás Maduro se configuró como una nueva dictadura semejante a la autarquía, totalitarismo de Cuba. Y de esa manera, El comunismo venezolano de Maduro escribe un renglón turbio y triste en la historia política de América Latina.

“El Poder Judicial, administrado en un 100 % por neocomunistas del partido chavista PSUV, decidió asumir las funciones legislativas de Venezuela, luego de que éste órgano del Estado achaque a la Asamblea Nacional de Venezuela (Congreso de la República) de no cumplir ni acatar varias sentencias amañadas; que favorecen directamente al régimen autoritario de Nicolás Maduro: ¿Hecha la ley, hecha la trampa?”

“No es una dictadura porque no hubo golpe de Estado y porque hubo un proceso electoral recientemente”, dijo Verónika Mendoza en una entrevista que ofreció a Canal N.

CONCLUSIÓN:

La política peruana que responde al nombre de Verónika Mendoza es la más afectada políticamente con la instauración de la dictadura en Venezuela, pero: ¿Por qué? Mendoza siempre hizo esfuerzos denodados y sobrehumanos para buscar epítetos, adjetivos y sustantivos correctos con el objeto de no fastidiar y/o dentar la gestión central de Maduro, ahora tendrá que pagar los activos y pasivos por haber evitado —en su momento— ser congruente y haber tratado de maquillar con su “cerradita de ojos” las honduras, complicaciones, oscuridades, dificultades, crisis social y económica, persecuciones políticas, violaciones de los derechos fundamentales que Maduro generó contra los venezolanos: Mendoza se quedó —en los último años— casi en silencio mientras agoniza Venezuela por delitos y culpa del dictador Maduro.

Por otro lado; es de pusilánimes sacar el nefasto y deleznable suceso del 05 de abril de 1992, cuando Alberto Fujimori concretó el fujimorazo “el autogolpe”, con el único fin de atenuar la infeliz decisión del nuevo dictador de Venezuela, Nicolás Maduro Moros. Tienen que entender que ambos casos son repudiables y repulsivos: NO A LA DICTADURA VENGA DE DONDE VENGA. Esa es la postura que posee este articulista.

TU OPINIÓN ES IMPORTANTE:

¡PARTICIPA AQUÍ!

Leave a Comment