Share
El primer tetrapléjico tratado con células madre esta recuperando movilidad

El primer tetrapléjico tratado con células madre esta recuperando movilidad

Síguenos en Facebook:

Por primera vez en la historia, los neurocientíficos han tratado a un tetrapléjico con células madre, y él ha recuperado sustancialmente las funciones de la parte superior de su cuerpo. Lo más alentador es que esto ocurrió sólo dos meses de iniciado el proceso o tratamiento.

El ‘Keck Medical Center of USC’ de California anunció que un equipo de médicos estadounidenses se convirtió en pionero a nivel mundial en inyectar  —en un tratamiento experimental— células madre, AST-OPC1, en la columna cervical dañada de un hombre de 21 años de edad recientemente paralizado, como parte de una multicéntrico ensayo clínico.

El 6 de marzo de 2016, apenas con 21 años de edad, Kristopher (Kris) Boesen de Bakersfield sufrió una lesión traumática en la columna cervical cuando su auto patinó en una carretera mojada: chocó contra un árbol y un poste de teléfono.

Rodney y Annette Boesen, padres de Kristophoer fueron informados de que su hijo no volvería a caminar, es decir, que iba a tener parálisis total del cuello hacia abajo. Sin embargo, también se enteraron de que Kris podría calificar para un estudio clínico que podría ayudarlo, pero que no le aseguraban nada.

Este equipo de médicos encabezadó por el doctor, Charles Liu, MD, PhD, director de la neurorestoration Centro de USC, iniciaron la aplicación (inyectar) de una dosis experimental de 10 millones de células AST-OPC1 directamente en la médula espinal cervical de Kris, este histórico suceso ocurrió en la primera semana de abril de 2016.

“Por lo general, los pacientes con lesión de la médula espinal se someten a cirugías que estabilizan la columna, pero en realidad hay muy pocas posibilidades para restaurar la función motora o sensorial”, explica Liu. “Con este estudio, estamos probando un procedimiento, realmente, innovador que puede mejorar la función neurológica, lo que podría significar la diferencia entre ser permanentemente paralizado y ser capaz de utilizar los brazos y las manos. La restauración de la función a/de ese nivel podría mejorar significativamente la vida diaria de los pacientes con lesiones severas de la médula”.

Dos semanas después de la cirugía, Kris comenzó a mostrar signos de mejora. Tres meses más tarde, él era capaz de alimentarse por sí mismo, utilizar su teléfono celular, escribir su nombre, operar una silla de ruedas motorizada y abrazar a sus amigos y familiares. Mejoró su sensación y el movimiento en ambos brazos y las manos. Kris actualmente se cuida así, incluso ya se puede imaginar una vida más independiente.

“A partir de los 90 días posteriores al tratamiento, Kris ha ganado una mejora significativa en su función motora, hasta dos niveles de la médula espinal”, dijo el Dr. Liu. “En caso de Kris, dos niveles de la médula espinal significa la diferencia entre el uso de las manos para cepillarse los dientes, hacer funcionar un ordenador o hacer otras cosas que de otro modo no sería capaz de hacerlo, por lo que tener este nivel de independencia funcional no puede ser exagerada, pero sí muy pero muy alentadora”.

No obstante, los médicos tienen cuidado de no predecir futuros progresos de Kris.

“Todo lo que he querido desde el principio fue una oportunidad de luchar,” dijo Kris, que tiene una pasión para la fijación y conducción de los coches deportivos y estaba estudiando para convertirse en un corredor de seguros de vida en el momento del accidente. “Pero si hay una posibilidad de caminar de nuevo y quiero hacer todo lo posible para hacer eso”.
Una vez que Kris tomó la decisión de continuar con la inscripción en el estudio, los médicos, enfermeras, especialistas en rehabilitación y otras decenas entraron en acción. Debido a que tendría que proporcionar confirmación de voz de su deseo de participar en el estudio, Kris tenía que ser capaz de respirar sin un ventilador. El destete a un paciente de la respiración asistida en general es un proceso de tres semanas. Lo hizo en cinco días con la ayuda de un equipo de cuidados respiratorios. Firmó los papeles y comenzó una semana de evaluaciones, análisis y otras pruebas antes de la cirugía.

A principios de abril de 2016, un equipo quirúrgico del Hospital Keck de USC cuidadosamente inyecta 10 millones de células AST-OPC1 directamente en la columna cervical de Kris. Casi seis semanas más tarde, Kris fue dado de alta y regresó a Bakersfield para continuar su rehabilitación. Los médicos revisaron su progreso a los siete días, 30 días, 60 días y 90 días después de la inyección, Kris podrá disfrutar de las evaluaciones detalladas después de 180 días, 270 días y un año.

Rodney y Annette Boesen, los padres de Kris están sorprendidos por el nivel de colaboración y cooperación que permitió a su hijo a participar en el estudio. “Muchas cosas tuvieron que suceder, y que había muchas cosas que podrían haber puesto una barricada”, se maravilla Rodney. “La gente en el Centro Médico de Keck de la USC y en otros lugares movieron cielo y tierra para hacer las cosas. Nunca hubo un momento a través de todo esto que pensemos que nuestro hijo no estaba recibiendo atención de clase mundial”.

La cirugía pionera es el último ejemplo de cómo los campos emergentes de neurorestoration y la medicina regenerativa pueden tener el potencial de mejorar la vida de miles de pacientes que han sufrido una lesión de la médula espinal severa.

“A nivel de 10 millones de células, ahora estamos en un rango de dosis que es el equivalente humano de donde estábamos cuando vimos eficacia en estudios preclínicos”, dice Wirth. “Si bien seguimos para evaluar la seguridad ante todo, también estamos ahora viendo lo bien que el tratamiento podría ayudar a restaurar el movimiento en estos pacientes”.

Para calificar para el ensayo clínico, los afiliados deben estar entre las edades de 18 y 69 años, y su condición debe ser lo suficientemente estable como para recibir una inyección de AST-OPC1 entre los días decimocuarto y trigésimo después de una lesión.

[Fuente: goodnewsnetwork.org]


Si te interesó lo que acabas de leer, recuerda que puedes seguir nuestras últimas publicaciones por Facebook, Twitter y puedes suscribirte aquí a nuestro newsletter.

TU OPINIÓN ES IMPORTANTE:

¡PARTICIPA AQUÍ!