Share
Científicos descubren escáner cerebral que puede detectar las mentes criminales

Científicos descubren escáner cerebral que puede detectar las mentes criminales

Siempre se ha debatido sobre la responsabilidad penal de los criminales lo cual resulta un dilema complicado dentro de la jurisprudencia a la hora dictar sentencia puesto que no es lo mismo un asesinato que un homicidio imprudente.

Ahora, los científicos han conseguido por primera vez decodificar los cerebros de los criminales en un escáner cerebral, para descubrir así la diferencia entre las personas que cometen los delitos a propósito y aquellos que lo hicieron por un comportamiento imprudente.

Este estudio publicado en la revista Proceedings de la Academia Nacional de Ciencias que lleva como título “La predicción de la distinción entre conocimiento-imprudencia en el cerebro humano”.

Esta investigación abre la puerta a comprender de una manera más precisa cómo funciona el cerebro de los delincuentes.

“Machine Learning”

Para llegar a esa conclusión, los científicos escanearon los cerebros de 40 personas mientras tomaban parte del siguiente experimento.

Cada uno de ellos tenía que transportar una maleta de un lado a otro de la frontera. En algunas ocasiones se sabía que la maleta llevaba drogas, en otras, era una incógnita. Los científicos introdujeron otra variable que consistía en una variación del riesgo de que el traficante fuera interceptado.

Después de cometer el crimen falso, los científicos cogieron las imágenes cerebrales y la pasaron por inteligencia artificial. A través de un dispositivo llamado “Machine Learning”, los investigadores pudieron detectar con una alta efectividad a aquellos sujetos que habían quebrantado la ley a sabiendas y aquellos que lo hicieron simplemente porque asumían el riesgo.

“No vas a hacer un experimento con alguien acusado de algo y reconstruir un estado mental para así decidir si algo fue imprudente o hecho con conocimiento de causa”, declaró a The Guardian Read Montague, un neurocientífico que lidera el instituto de investigación Virginia Tech Carilion. “Pero es un punto de partida para tomar este tipo de cosas en serio y preguntarnos en qué sentido son estos límites razonables”, agregó.

Los científicos, según la investigación se cuestionan la posibilidad de que, en el futuro, experimentos durante el juicio sean capaces de probar cómo pensó el criminal en el momento de cometer el delito tan solo mostrándole escenas del crimen recreadas en fotografías.
Sin embargo, los investigadores quieren ir más allá y realizar las mismas mediciones en miles de personas antes de sacar conclusiones más firmes. Los científicos quieren analizar otros factores, como qué áreas del cerebro están involucradas o cómo las diferencias en el desarrollo, el consumo de drogas y los trastornos mentales modifican los patrones de la actividad cerebral.

[Datos: The Guardian, Playground.net | Imagen de portada: Shutterstock ]

TU OPINIÓN ES IMPORTANTE:

¡PARTICIPA AQUÍ!

Leave a Comment